ANTE UNA NUEVA CRISIS DE ASUNT

En los últimos 10 días, los afiliados a ASUNT hemos sufrido la suspensión de servicios de parte del Círculo Odontológico y del Colegio Médico.

Apenas conocido el primer corte de servicios (8/5), la conducción de ADIUNT mantuvo una audiencia con el director de la obra social, quien explicó que se trataba de una “suspensión unilateral” en el marco de negociaciones por incrementos en los precios de las prestaciones que paga ASUNT. Informó en ese momento que se buscaría prestadores directos, orientación que se repitió luego ante la suspensión del Colegio Médico (15/5).

Es claro que existe un desfase entre el aumento de los costos de los medicamentos y prestaciones y el ingreso de fondos a la obra social a causa de los aumentos salariales a la baja y las sumas en negro que hemos recibido últimamente, pero este desfase no quita la responsabilidad del Rectorado de la UNT en la actual crisis, toda vez que sigue dirigiendo la Obra Social al margen de los afiliados, sin convocar a Asamblea de afiliados y sin abrir las cuentas para un verdadero control.

Respecto a los “prestadores directos” entendemos que no solucionan los problemas de fondo, pues el verdadero debate debe ser otro.

Desde la conducción de ADIUNT reclamamos que se convoque a una Asamblea general de afiliados para definir cómo actuar ante esta emergencia.

En función de la crisis actual, cuya perspectiva tiende a agravarse, hemos planteado en la Asamblea General del 16/5 la propuesta de un paro nacional de CONADUH, concentrando en las sedes de las obras sociales para reclamar una partida presupuestaria de emergencia para rescatar las obras sociales universitarias.

En la Asamblea general de este miércoles 22, impulsaremos la convocatoria general a los afiliados de ASUNT a intervenir en la actual crisis y reclamaremos veedores gremiales en las negociaciones con los prestadores y un curso de lucha para que la crisis no la sigamos pagando los afiliados.

A la reunión con el presidente de ASUNT llevamos también el pedido de los Auxiliares Estudiantiles agrupados en la Comisión Permanente de Auxiliares Estudiantiles de la ADIUNT (COPAE) para que se les deje de descontar el ítem “Mínimo de Acción Social”. Agregamos al pedido a los cientos de colegas con dedicación semi y simple. Son casi 2700 los afiliados titulares que pagan este ítem excesivo, en función de un ajuste que históricamente ha recaído sobre nuestras espaldas. La patronal, por lo pronto, no aporta un porcentaje similar y en algunos casos, se ha llegado al absurdo de que aporta menos.

Un afiliado al que se le descuenta el 4,4% más el Mínimo, sobrepasa el 6% que aporta por Ley la patronal.

Hemos llevado este reclamo a las autoridades de la UNT y lo llevaremos al Consejo Superior, que es quien tiene que resolver.

También evaluamos la posibilidad de que en los Centros Médicos de ASUNT se habilite un sistema para que los certificados médicos tengan valor oficial en la DUS y los afiliados no tengan que concurrir a justificar sus faltas mientras cursan enfermedades o dolencias, y que, en el caso de Aguilares, la encargada de ASUNT pueda visar los certificados para la DUS para que nuestros colegas del Sur no tengan que concurrir hasta la ciudad a justificar sus inasistencias. No habiendo objeciones de parte de la conducción de ASUNT, hemos llevado el tema a la paritaria particular, a la espera de una respuesta de la UNT.

La nueva crisis en ASUNT exige una acción conjunta de sus afiliados. Invitamos a todos los docentes a la asamblea del miércoles 22 a debatir un plan de acción.

Diego Toscano/Nadia Plaza
Secretaría General y Adjunta de la ADIUNT